El Procès contra Ayela

La entrada a Barcelona era, como de costumbre, fastidiosamente lenta. Uno puede tardar veinte minutos desde, pongamos, un pueblo a treinta kilómetros de distancia y dilatarse media hora en vencer…

Visión de un pájaro

El pájaro se posó sobre la valla de la linde con el vecino a mediodía, se mantuvo ahí unos segundos, voló de nuevo al bosque. Era un pájaro hermoso: rosado,…

Nada de nada

El pueblo se degradó poco a poco, como una pared comida por la humedad. Tuvo que pasar un tiempo para que alguien dijera, creo que fue Dori, la mujer de…

Enigma: una crónica sentimental

Después de leer este artículo de Pau Arenós pienso que no hace falta escribir nada más sobre la apertura de Enigma. Unos días antes lo contaron otros; con bula o…