Taverna Hofmann

El retorno a las tabernas es un viaje que se está popularizando cada vez más.

Esta forma de espeleología gastronómica iniciada hace pocos años por gourmets con salacot que se lanzaron a la búsqueda de lo Auténtico hoy se ha convertido en fenómeno de masas refrendado por cocineros de primer nivel.

En menos de un año, en Barcelona, Albert Adrià inaugura la Bodega 1900, los hermanos Simoes reinventan la Taverna del Clínic, Carlos Abellán crea la taberna de la taberna, la Taverna del Suculent.

Es el turno de Mey Hofmann.

Por unos treinta euros, puedes comer en la mesa de Mey una oferta de platos sencillos elaborados con excelente técnica y buenos ingredientes. Croquetas, buñuelos y cromesquis (nueva/vieja croqueta ilustrada); trío de fritos que va directo al corazón. Huevos de periquita, patatas y sobrasada: contundentes y suaves al mismo tiempo. Rabo de toro con ratafía, los labios se quedan pegados cuando quieres pedir más.

Con su alquimia, el equipo de Mey es capaz de aligerar los platos de taberna. La prueba de que las digestiones pesadas las causa la mala voluntad del cocinero.

Los postres son espectaculares: no olvides que Mey fue pastelera antes que chef, maestra y empresaria.

Pronto, en QuèFem?

Taverna Hofmann, Carrer Girona 145, BCN. 936 241 762
Procuro no escribir con la boca llena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.