La sombra del Inca

Mi primer contacto con la cocina peruana fue allá en los años 90, cuando yo aún tenía pelo, lo llevaba largo y quería parecerme a un Ángel del Infierno. En aquella época era frecuente que…