Via Veneto: excelencia entre almohadones

En los años ochenta, a las señoras les ponían un almohadón en los pies. Afortunadamente, la costumbre se ha perdido. ¿Existe un stock de almohadones enmohecidos? Sin almohadones en los pies, la sala relumbra como…