La caja amarilla

El gato se había quedado con su caja amarilla. La caja amarilla que había defendido, no es un decir, con uñas y dientes. Por fin era suya, su pequeña caja amarilla de cartón. Cabían más…

El Procès contra Ayela

La entrada a Barcelona era, como de costumbre, fastidiosamente lenta. Uno puede tardar veinte minutos desde, pongamos, un pueblo a treinta kilómetros de distancia y dilatarse media hora en vencer los cuatro semáforos encadenados que…

Visión de un pájaro

El pájaro se posó sobre la valla de la linde con el vecino a mediodía, se mantuvo ahí unos segundos, voló de nuevo al bosque. Era un pájaro hermoso: rosado, las alas azules, cabeza blanca…

Nada de nada

El pueblo se degradó poco a poco, como una pared comida por la humedad. Tuvo que pasar un tiempo para que alguien dijera, creo que fue Dori, la mujer de José María, que la huerta…

Ser inútil

Morir no está tan mal. Uno pasa toda la vida acongojado por la muerte y cuando llega el momento se da cuenta de que era peor, mucho peor, todo lo anterior. En mi caso también…