Els Casals: pegados a la tierra

Oriol Rovira le da la vuelta al territorio como a un calcetín. Y hace feliz incluso a los orientales que, con muy buena brújula, llegan hasta este rincón del Berguedà.